Galería

Distrito único… ¿Pensando en el derecho de las familias?

Un nuevo capricho de un Consejero errante y un nuevo paso de tuerca en el camino de aislar a la enseñanza pública se acaba de dar en nuestra Comunidad Autónoma. La liquidación del sistema de escolarización que existía en nuestra región y su sustitución por un engendro, cuyo origen es el “manoseado políticamente” derecho de las familias a elegir el centros de sus hijos, resulta no solo poco convincente sino que deja entrever el tufo ideológico que desprende un Gobierno regional que desde que ha tomado las riendas de la Administración Educativa, está dejando bien claro cuáles son sus prioridades y el rol que le va a tocar desempeñar a la enseñanza pública.

Declarar zona única de escolarización las grandes poblaciones de nuestra Comunidad y presentando como justificación la defensa del derecho a elegir centro por parte de las familias es como mínimo un insulto a la inteligencia y una falta de respeto. Otra más, como nos viene acostumbrado el titular de la Consejería. Enarbolar los derechos de los padres y la defensa de los mismos en una Comunidad que ha desoído ese mismo derecho en decenas de poblaciones a las que ha condenado al ostracismo, arrancándole sus escuelas y el bien más preciado como son los niños, resulta provocador y cruel.

¿Cómo se puede apelar al derecho a elegir centro cuando ese mismo derecho se lo han quitado sin ninguna explicación a cientos de familias a las que les han cerrado las escuelas de sus municipios y a las que han condenado a escolarizar a sus hijos recorriendo kilómetros en carreteras que llevan directamente al desarraigo?. ¿Cómo se puede justificar y defender una medida amparándose en la preservación de unos derechos que se les quita a otros?.

El sistema de escolarización en Castilla La Mancha estaba dando resultados óptimos y no presentaba ningún tipo de problema ni de enfrentamiento escolar porque los criterios que se establecían en las zonas previstas de escolarización eran transparentes, objetivos y además fueron consensuados con todos los sectores. Sin embargo con el sistema que ahora nos imponen nadie duda que buscan un deterioro y una competencia salvaje entre centros para captar a los alumnos y para convencer a las familias ofreciendo “manás” educativos. Con este sistema se está creando una brecha más profunda, si cabe, en el sistema de relaciones de la enseñanza pública y la enseñanza concertada; además de la descarada introducción de ideologías neoliberales en las organizaciones escolares abocando a los centros a una competitividad pseudoproductiva, injusta y cruel.

El Consejero y su equipo saben perfectamente que la maniobra busca acorralar a los centros públicos que atienden a alumnos de zonas desfavorecidas porque sabe que esos centros no serán seleccionados por las familias y, además saben que no se puede concurrir en competencia de oferta educativa cuando el punto de partida entre unos centros y otros no es el mismo.

Mientras existan estructuras arquitectónicas, barrios, equipamientos, materiales y variables imposibles de controlar y cuantificar que hagan que los centros no concurran con las mismas oportunidades y existan grandes diferencias, la aprobación de medidas como la que nos han impuesto para escolarizar a los alumnos, ahondarán mucho más las diferencias y colgarán etiquetas sociales a muchas instituciones educativas de manera injusta.

Están sembrado la educación de situaciones que promocionan la desigualdad y el elitismo y así nos va.

Fuente: FETE-UGT Toledo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s