Galería

Vendiendo cortinas de humo

Por si todavía hay algún iluso que piensa que los recortes en la educación pública se deben sólo a una crisis que supuestamente se pasará, convendría echar un vistazo al modo en que la Consejería distribuye el dinero para gastos de funcionamiento de los centros y de la estrategia para hacerse eco de ello.

Ante todo, lo primero es dar la “buena nueva” en una discreta nota de prensa, por la cual la Consejería se vanagloria del mérito cosechado y de la medalla que hace creer que debe colgarse por el desembolso realizado:

2012/11/05 – Junta paga más de 11 millones a centros públicos y concertados (europapress.es) “La Consejería de Educación, Cultura y Deportes ha informado este lunes que ha pagado más de 11 millones de euros a los centros públicos y concertados de Castilla-La Mancha para cubrir los gastos de funcionamiento…”.  “Con los pagos se demuestra el verdadero compromiso de este Gobierno por sacar adelante el curso”, dijo el Consejero, Marcial Marín.

Pues bien, hemos de recordar que en la región existen 127 centros concertados que reciben 4,1 millones de euros, frente a los 1.185 públicos que sólo consiguen 7,6 millones; lo que significa que para un numero más de 9 veces mayor de centros públicos reciben menos del doble de dinero que llega a los concertados. Una imagen vale más que mil palabras.

Comparativa gastos funcionamiento públicos / concertados - J.A.G.

Pero ahí no acaba la cuestión. Lo que evidentemente no dicen en la nota de prensa es que, habiendo pasado ya 10 meses del año 2012, por fin se dignan en hacer el primer pago del año (los presupuestos son por años naturales, no por cursos escolares); y que dicho pago tan solo se corresponde con el 20% de lo presupuestado en las rebajas vacacionales, que llegaron a disminuir las partidas presupuestarias de los centros de secundaria en hasta el 50% de lo recibido en el año 2011.

Por tanto, adeudándose al día de hoy un 80% de lo presupuestado a la baja para 2012, del que ya ha transcurrido más del 85% del año natural, evidentemente a los centros no les pueden salir las cuentas y escasamente pueden abonar o dejan a deber los gastos corrientes de luz, agua, teléfono y por supuesto, calefacción.

Del resto de gastos para las actividades docentes que ya han pasado a un segundo plano mejor ni hablar, teniendo el profesorado que hacer un verdadero encaje de bolillos para sacar adelante sus clases sin apenas recursos; así como de otros recursos económicos pendientes de ser librados de proyectos de cursos anteriores y que los centros, en la mayoría de los casos, tuvieron que hacer frente para que dichos proyectos y actividades pudieran ponerse en marcha.

Eso sí, recordemos, en tiempos de crisis para los de siempre, lo bien dotadas que están ahora las aulas con sus pizarras digitales, netbook para los alumnos de 1º ESO y zonas wifi que dentro de poco ni siquiera podrán permitirse los centros el lujo de poder enchufar.

Y todavía tienen la desfachatez de desmarcarse con frases como “Que estén tranquilas las familias porque el compromiso de garantizar la viabilidad del sistema educativo es una prioridad de este ejecutivo, tal y como estamos demostrando”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s